Una vez tuve un sueño (Ana)

Captura de pantalla 2016-02-22 a las 12.13.32

Tras conocer a Carlos, María y Juan, completamos el cuarteto de protagonistas de Una vez tuve un sueño, un proyecto de ficción en el que cuatro desconocidos, reciben un mensaje a través de un sueño que les cambiará la vida, con Ana, la pequeña del grupo.

Al igual que en el caso de Carlos, nos acercaremos al personaje de Ana, a través de una escena que espero que os permita haceros una idea del carácter de esta aspirante a princesa Disney.

Una vez tuve un sueño - 4- Ana.png

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 14.54.12.pngCaptura de pantalla 2016-04-22 a las 14.54.26.png

Viaje al fantástico mundo de los Prakagorri: Secuencia Nº30

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.35.38.png

Hace unas semanas os hablé de un proyecto de animación que desarrollé hace unos años, mi primer guión cinematográfico, con el que disfruté en todas las etapas de su creación. Os hablé del origen del proyecto y posteriormente compartí algunos datos más sobre la historia y el mundo en el que se desarrolla.

Hoy rescato la primera parte de una secuencia del guión, perteneciente al segundo acto, para que os hagáis una idea del tono de la historia y conozcáis algunos de los personajes de la misma. En ella, Aitor y los duendes llegan hasta la aldea de las brujas y allí se encuentran con una inesperada ayuda.

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.20.02.png

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.22.24

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.22.52

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.23.09Captura de pantalla 2016-04-22 a las 13.23.24

Una vez tuve un sueño (Juan)

Captura de pantalla 2016-02-22 a las 12.13.32

Hace unas semanas conocimos a Carlos y a María, dos de los protagonistas de Una vez tuve un sueño, un proyecto de ficción en el que cuatro desconocidos, reciben un mensaje a través de un sueño que les cambiará la vida.

Hoy os presento la biografía resumida del personaje de Juan, un hombre que pese a vivir ahogado en su frustración sigue manteniendo la pequeña esperanza de que en algún momento las cosas puedan cambiar en un giro inesperado del destino.

Una vez tuve un sueño - 3- Juan.png

Juan (35 años): Juan es un hombre que aparenta más edad de la que tiene (calvicie, ojeras, sobrepeso…), muy educado y complaciente, que está inmerso en plena crisis de los 30. Inseguro e insatisfecho siempre se pregunta si podría hacer algo que no hace para mejorar su vida pero al mismo tiempo se aferra a cualquier cosa que le dé estabilidad.

Trabaja como agente de la hacienda pública en una plaza ganada por oposición, que aunque fue una alegría en su momento se ha vuelto una condena, ya que no se siente nada satisfecho con lo que hace, pero que le reporta un buen sueldo cada fin de mes.

Sin padres desde los 20 años (murieron en un accidente de coche) se ha apoyado en Jesús, su hermano mayor (39 años), en sus estudios y posteriormente en su trabajo para salir adelante. Siempre quiso ser futbolista pero nunca destacó, por lo que sus padres le quitaron la idea de la cabeza motivándole para que llegara a la universidad. Cuando murieron se lo tomo como un homenaje que culminó con el logro de la plaza como agente.

Se enfada con facilidad, pero no lo exterioriza en el momento. Va acumulando rabia y decepciones que explotan normalmente en el peor momento. Después se siente culpable de no haberlo gestionado antes y de otra manera.

Cada año nuevo su prepósito es abrirse a nuevas experiencias y nuevas personas, pero el miedo al fracaso y a sufrir más de lo que sufre en la actualidad le hace fracasar en cada intento.

No tiene grandes amigos y en su relación con las mujeres dice que se ha dado por vencido aunque sueña con ese encuentro casual que le cambie la vida.

Su tiempo libre lo pasa viendo partidos de fútbol (afición que comparte con su hermano) tanto en casa como en el campo del Villareal, navegando en Internet y quedando esporádicamente con los compañeros del trabajo para tomar algo.

Ametsgaiztoa (Pesadilla): Parte 10 (Final)

walkers-486583_1280

Tras las partes 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9, llegamos al final de Ametsgaiztoa (Pesadilla) con su décima y última parte. ¿Cómo terminará nuestra historia?

PARTE 10

El grito de Ander, alertó al resto de gente que se encontraba por allí, y que unos segundos después rodeaba el cuerpo inerte de Amaia, sobre el que se encontraba un Ander que trataba de reanimarla. Fue en vano. Amaia había muerto.

Del coche que frenó en seco tras el accidente salió una mujer que comenzó a gritar desesperada al comprobar quien era la víctima. Ander buscó a la protagonista de los gritos y la encontró frente a un coche similar al que él mismo tenía. Se fijó fugazmente en los detalles que colgaban del retrovisor. No era un coche parecido. Era su coche, y la conductora, la que había matado a Amaia, era Ane, la hermana de esta, que había cogido prestado el coche de Ander el día anterior porque el suyo estaba en el taller. Él mismo se lo ofreció ya que acudía al trabajo andando.

Al volver la vista hacia Amaia, sintió que el tiempo se detenía. Observó detalladamente a su ya fallecida novia. Iba vestida completamente de negro y entorno a su figura, un charco de sangre se iba abriendo paso. La lluvia que no había cesado de caer en todo el día, comenzó a caer con más ganas, pero el rostro de Amaia no reaccionaba a su fuerza. Parecía como si no la mojara.

En ese momento, Ander se dio cuenta de la paradoja. La pesadilla de la que él creyó escapar al regresar de su sueño, se había hecho realidad una vez despierto. Destrozado, sólo pudo llorar desconsoladamente mientras las sirenas de la policía y la ambulancia sonaban cada vez más cercanas.

Fin.

Nos encanta la música (I)

Así es. Nos gusta tanto que no podríamos vivir sin ella. Por eso hoy inauguramos una nueva sección, donde recogeremos algunas recomendaciones musicales que ya hemos compartido en el perfil de Twitter, además de alguna otra joyita que nos haga disfrutar de lo lindo.

Aquí van las propuestas de hoy.

Hay canciones que emocionan, otras que directamente tocan el alma. Del fantástico programa A Mi Manera (laSexta), rescato una actuación (y canción) de Manolo Tena, uno de los grandes de la música, que tuve el placer de redescubrir en este espacio. Una pena que nos dejara pocas semanas después de su emisión. Manolo descansa en paz, que tu música seguirá sonando por ti.

“Llévame libre y salvaje, llévame hasta el mar”

Otra que me remueve por dentro desde la primera nota. Banda sonora de la película One Day, compuesta por Rachel Portman.

En A Mi Manera no faltaron grandes actuaciones que versionaban grandes temas, pero me sorprendió una artista que ya consideraba amortizada, Marta Sánchez, con un tema propio, muy personal y con mucha fuerza. Marta tiene todavía mucha guerra por dar y cantar.

Cuando escuché que Sia iba a sacar un disco con canciones que había compuesto para otros artistas pero que finalmente rechazaron, me esperaba lo peor. Claro que equivocarse, se equivoca uno. No he visto mejor reciclaje musical que este disco.

“Don’t give up, it’s just young lovers”

Para terminar, una absoluta crack, que nos hace gozar con cada uno de sus discos, y que convierte cada concierto en una explosión de sensaciones, en el que uno se emociona, se sorprende y se troncha de risa con sus anédotas y salidas de tono. Hablamos de Zahara, que en la anterior época del blog ya tuvo una presencia destacada, y que en la nueva no podía faltar. Comparto una de sus actuaciones (para que veais la locura tan sana de esta mujer) y el tema en estudio.

“¡Yo no tenía ninguna duda de que Yola mola mil!”

Nos vemos en la próxima entrada. Mientras, puedes seguirnos en Twitter😉

 

Ametsgaiztoa (Pesadilla): Parte 9

walkers-486583_1280

Tras las partes 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8, solo quedan dos piezas más para completar el puzle. ¿Qué ha pasado realmente con Amaia? Allá vamos.

PARTE 9

Al ver a Amaia, decidió salir tras ella, pero al girarse se dio cuenta de que la carta que había estado leyendo había desaparecido. La buscó por el suelo, entre los cojines, pero nada. Rápidamente volvió a mirar por la ventana. Amaia también había desaparecido. Sin saber qué hacer, una voz que se le hacía muy familiar le hizo despertar. Literalmente.

 – Ander! Buenos días cariño! Feliz cumpleaños! –dijo una emocionada Amaia.

Amaia, tan dulce como siempre, despertó a Ander, que poco a poco fue siendo consciente de que todo lo que había pasado hasta ese momento había formado parte de un mal sueño. Tremendamente aliviado y emocionado por volver a ver a Amaia, la cogió entre sus brazos y no paró de besarla y abrazarla hasta que Amaia, sorprendida por su emoción decidió preguntarle que le pasaba. Ander lo justificó por la emoción de su cumpleaños, y Amaia, aunque extrañada, decidió no insistir con el tema.

El resto del día, Ander, lo pasó feliz. Aunque no paró de llover, intentó disfrutar al máximo del que, por culpa de la pesadilla, se convirtió en el mejor cumpleaños de su vida. De vuelta del trabajo, esta vez no se encontró con Aitor. Por lo menos no fijó su vista en él, la pesadilla que le había atormentado regresó a su cabeza por unos momentos. Mientras pensaba en todo lo que su imaginación le había hecho pasar, vio que Amaia estaba a sólo un paso de cebra de distancia de él. Se puso muy contento de llegar a la vez que su chica para poder compartir al máximo esa maravillosa noche de cumpleaños. Pero mientras que Amaia cruzaba la carretera y él intentaba llamar su atención para que le viera, un coche que circulaba a gran velocidad, se llevó el cuerpo de Amaia por delante.

 Continuará…

Bajando un escalón: El Jardín de las Delicias

Volvemos a bajar un escalón para retomar una pequeña entrada que viene a confirmar que en La Eterna Escalera siempre ha habido sitio para todo tipo de contenidos. Hoy hablamos de arte. Bueno, hablamos de un cuadro. Bueno… Allá vamos.

(Fecha de publicación original: 26/08/08)

eljardindelasdelicias.jpg

¿Cual es el cuadro que más os gusta? Yo desde que vi esta obra de El Bosco, no he podido dejar de sentirme fascinado por ella. No es que me encante, ni que me parezca preciosa, pero me atrapa, me intriga, me hace surgirme en ella. Tiene un efecto hipnótico que hace que sienta ganas de conocer ese mundo tan asombroso creado por el artista, y me produce sensación de nostalgia (como si lo conociera de algo) y al mismo tiempo se me hace muy extraño (mira que es raro el cuadro). En fin, es lo que tiene el arte.

Ametsgaiztoa (Pesadilla): Parte 8

walkers-486583_1280

Tras las partes 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7, encaramos la recta final de nuestra historia con la octava parte de la misma. ¿Qué le está pasando a Ander? Un giro inesperado, añade más confusión a la historia.

PARTE 8

Cuando Ander pensaba que todo había empezado a cobrar sentido, la última parte de la carta hizo que volviera al estado de incertidumbre y desorientación que le había estado persiguiendo toda la noche (bueno más bien, toda esa semana), desde que encontró el cuerpo de Amaia muerta en el salón.

 Un tsunami de preguntas inundó su cabeza.

¿Realmente escribió esta carta Amaia? ¿Cuándo?

Si la escribió, ¿cómo sabía que su hermana iba a matarla?

Si la escribió, ¿cómo sabía lo que iba a hacer su hermana tras matarla?

Si está muerta, ¿por qué dice que ella me ha traído a casa?

¿La carta forma parte de la trampa?

 Con muchas preguntas y ninguna respuesta que tuviera un mínimo de sentido, abrió la ventana de su habitación, se asomó y dejó que la lluvia que inundaba la calle mojara su rostro.

Al sacudir su cabeza para quitarse de encima las gotas que no le dejaban ver, algo llamó su atención en la calle. En esa noche lluviosa y oscura vio una mujer vestida de negro caminaba con rapidez por la calle sin protegerse de la lluvia. Lo curioso de ella era que aunque llovía con intensidad no parecía mojarla. Atraído por la extraña situación decidió llamarla. La mujer reaccionó a su grito y giro el rostro hacia él. Era Amaia.

 Continuará…

Rescatado de Twitter: Crítica y reflexión

En esta ocasión rescato varias imágenes que han llamado mi atención y me han hecho reflexionar, y que no había posteado en el blog. Allá vamos.

· A veces necesitamos perdemos para reencontrarnos con la mejor compañía posible, uno mismo.

Cb1OEgnW0AEwjuh.jpg

 

· ¿Hay vida inteligente en la tierra?

CdlCYx7WAAEGCp0.jpg

 

· ¡Tengo hambre, ayúdenme!

Cfv_S-TWEAADsCb

 

Ametsgaiztoa (Pesadilla): Parte 7

walkers-486583_1280

Tras las partes 1, 2, 3, 4, 5 y 6, llegamos hasta la séptima pieza del misterioso rompecabezas que está viviendo Aitor, el protagonista de Ametsgaiztoa (Pesadilla).

Ya queda menos para el final definitivo. Allá vamos.

PARTE 7

Asumiendo que la trampa que había montado la que hubiera sido su futura cuñada había surgido efecto, y sin saber el porqué del asesinato, ni de la propia trampa, ni de lo que había ocurrido desde el 23 hasta el 27 de abril, decidió terminar de leer lo que quedaba de carta.

“Para terminar, debo decirte que he sido yo quien te ha encontrado desmayado frente a tu portal y te ha traído a casa, porque aunque tu novia ya no esté y ya no sea 23 de abril, tienes derecho a celebrar su cumpleaños, sobre todo después de todo lo que has pasado.

Ahora ya sabes qué ha pasado y quien lo ha hecho. Y no te preocupes, te aseguro que lo pagará. Yo voy a encargarme de ello. No voy a permitir que mi hermana se salga con la suya.

Una última cosa, por favor, no te olvides de mi.

Tu chica. Amaia.”

Continuará…